Con qué frecuencia hay que revisar los neumáticos

Si eres conductor y dueño de un coche, seguramente te habrás preguntado, en más de una ocasión, cuándo cambiar las ruedas. En este artículo te damos algunas pistas y recomendaciones para no comprometer la salud de esta pieza, tan fundamental para la seguridad al volante. Si no, piensa por un minuto quiénes son los encargados de poner en contacto tu vehículo con el asfalto de la carretera; efectivamente, los neumáticos.

Revisa la presión mensualmente

Además de saber cuándo cambiar las ruedas de tu vehículo, deberás vigilar su inflado en frío. No solamente antes de disponernos a hacer un viaje largo por carretera, sino también y de forma habitual, cada mes. Guíate por los niveles que aconseja el fabricante. Es una acción sencilla que nos evitará posibles pinchazos, un aumento del consumo del combustible o un desgaste prematuro de las ruedas.

Fíjate en su profundidad

Puedes aprovechar cuando infles tus neumáticos para vigilar si hay deformaciones, cortes o daños en general tanto en los flancos como en las bandas de rodadura a consecuencia de una mala presión o problemas en la transmisión. Pero, sobre todo, deberás prestar especial atención a la profundidad del dibujo de tus neumáticos. Si su profundidad supera el mínimo legal establecido de 1,6 milímetros no solamente estaremos poniendo en jaque el agarre y la adherencia de nuestro coche, sino que, además, podremos ser sancionados. No obstante, lo recomendable es cambiar los neumáticos cuando la profundidad es menor a los 3 milímetros para evitar el riesgo de aquaplanning.

Envejecimiento

En algunas ocasiones, sobre todo cuando nuestro vehículo tiene pocos kilómetros recorridos, pero supera ya los cinco o seis años de antigüedad, no apreciaremos los síntomas anteriores ni notaremos daños aparentes. Sin embargo, los neumáticos con el paso del tiempo se cristalizan -el caucho se endurece y pierde elasticidad y adherencia- y suponen un gran riesgo para nuestra seguridad al volante. Del mismo modo, es recomendable sustituirlos por unos nuevos cuando no se hayan cambiado en una década desde su fabricación, dato que podremos corroborar mirando el flanco del caucho.

En cualquier caso, y ante cualquier signo o cambio extraño en tus ruedas, te recomendamos que pases por un taller especializado en el mantenimiento integral de tu vehículo. Ahorrarás tiempo y más de un imprevisto.

/CONTACTA

¿EN QUÉ TE PODEMOS AYUDAR?

  • Este campo es un campo de validación y debe quedar sin cambios.