Buscar

Juntas homocinéticas

Con un equipo de técnicos altamente capacitados y equipados con las herramientas y tecnologías más avanzadas, ofrecemos servicios de diagnóstico precisos, reparaciones eficientes y mantenimiento preventivo para garantizar que las juntas homocinéticas de su coche funcione de manera óptima.

Junta homocinética y fuelle de transmisión

¿Qué son las juntas homocinéticas?

Las juntas homocinéticas son componentes mecánicos que se encuentran en el sistema de transmisión de un vehículo y están diseñadas para transmitir la potencia del motor a las ruedas mientras permiten que éstas giren a diferentes velocidades durante un giro.

Estas juntas consisten en una unión flexible entre dos componentes móviles y están cubiertas por una bolsa de goma llamada fuelle que las protege de la suciedad y la corrosión. Si el fuelle se deteriora o se pierde la grasa lubricante, la suciedad puede entrar en la junta y causar desgaste, lo que puede llevar a fallas en el sistema de transmisión y vibraciones en el vehículo.

Las juntas homocinéticas son cruciales para el correcto funcionamiento del sistema de transmisión y es importante mantenerlas en buen estado para evitar problemas y garantizar una conducción segura y suave.

Reparación de juntas homocinéticas en Granada

En Imporauto le realizamos la diagnosis, comprobación, reparación y ajuste de los sistemas de frenado ABS/EPS de cualquier modelo y marca de coches: Peugeot, Citroën, Opel, Seat, Audi, Mercedes y Alfa Romeo, entre muchas otros, ya que disponemos de la tecnología más avanzada del mercado. Desde Imporauto, te ofrecemos una alternativa mucho más cómoda, efectiva, rápida y económica.

Además, trabajamos en todo el territorio nacional: Sevilla, Córdoba, Cádiz, Almería, Jaén, Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Galicia Vigo… Tan sólo tiene que ponerse en contacto con nosotros y le resolveremos cualquier duda que tenga.

Si desea reparar el sistema ABS o ESP, tan solo tiene que contactar con nosotros a través del formulario web de contacto que aparece a continuación o a través de nuestro teléfono (958 465 693). 

También puede visitarnos en nuestro taller situado en Polígono Juncaril, C/Almuñécar, 169, 18220, Albolote, Granada.

Formulario de contacto

Preguntas frecuentes

Algunos de los síntomas de un problema en las juntas homocinéticas incluyen:

  1. Vibraciones: Si experimenta vibraciones anormales mientras conduce, es posible que tenga un problema en la junta homocinética.

  2. Ruido: Si escucha un sonido chillón o clickeante al conducir, es posible que la junta homocinética esté defectuosa.

  3. Dificultad para maniobrar: Si siente que el volante es difícil de girar o que el vehículo se desvía a un lado mientras conduce, puede ser un signo de un problema en la junta homocínética.

  4. Desgaste prematuro de los neumáticos: Si experimenta un desgaste desigual de los neumáticos, es posible que tenga un problema en la junta homocinética.

  5. Escapes de lubricante: Si nota que el lubricante sale de la junta homocinética, es un signo claro de un problema y es necesario reemplazar la junta.

Un problema en la junta homocinética puede causar una serie de daños en el vehículo, incluyendo desgaste prematuro de los neumáticos, daño en el sistema de dirección, daño en el sistema de transmisión, dificultad para maniobrar y vibraciones anormales.

La duración de las juntas homocinéticas depende de varios factores, como el uso del vehículo, el tipo de terreno en el que se conduce, la calidad de la junta, entre otros. En promedio, una junta homocinética puede durar entre 50,000 y 100,000 kilómetros, pero puede requerir reemplazo antes o después, dependiendo de las condiciones de uso.

Es importante realizar una inspección regular de la junta homocinética y de otros componentes del sistema de transmisión para detectar cualquier problema a tiempo y prevenir daños adicionales.

No se recomienda conducir con una junta homocinética defectuosa, ya que puede ser peligroso y causar daños adicionales al vehículo. Una junta homocinética defectuosa puede causar problemas al girar el volante, vibraciones anormales y desgaste prematuro de otros componentes del sistema de transmisión y dirección. Además, puede afectar a la seguridad de la conducción, especialmente en situaciones de maniobra o frenado