⚠️ Informamos a nuestros clientes de que el taller permanecerá cerrado por vacaciones del día 9 al 27 de agosto. Las citas continuarán en septiembre. ¡Pide ya la tuya! ⚠️

Buscar

Cuándo cambiar la correa de distribución

cuando-cambiar-la-correa-de-distribucion-granada

La correa de distribución es una parte crítica del motor de tu vehículo que juega un papel fundamental en la sincronización del movimiento de las piezas internas del motor. A lo largo del tiempo y el uso, esta correa puede desgastarse y debilitarse, lo que puede llevar a costosas averías si no se cambia a tiempo. En esta guía, te explicaremos cuándo es el momento adecuado para cambiar la correa de distribución de tu vehículo y cómo mantener tu motor en buen estado.

Importancia de la correa de distribución

La correa de distribución es responsable de sincronizar el movimiento del cigüeñal y el árbol de levas en el motor. Esto asegura que las válvulas se abran y cierren en el momento preciso, permitiendo que la mezcla de aire y combustible entre y salga de los cilindros correctamente. Si la correa de distribución falla, las consecuencias pueden ser graves, incluyendo daños en las válvulas y los pistones.

Señales de desgaste en la correa de distribución

Una de las claves para determinar cuándo cambiar la correa de distribución es estar atento a las señales de desgaste. Aquí hay algunas señales comunes que indican que la correa de distribución puede necesitar reemplazo:

  • Ruidos inusuales: Si escuchas ruidos chirriantes o chirriantes provenientes del motor, especialmente cuando el motor está en marcha, podría ser un signo de desgaste en la correa de distribución.
  • Vibraciones o sacudidas: Vibraciones o sacudidas inusuales en el motor o el vehículo pueden ser señales de que la correa de distribución está en mal estado.
  • Desgaste visible: Si inspeccionas la correa de distribución y notas grietas, fisuras, desgaste excesivo o pérdida de dientes en la correa, es hora de cambiarla.
  • Kilometraje recomendado: Consulta el manual del propietario de tu vehículo o la recomendación del fabricante para el intervalo de cambio de la correa de distribución. Por lo general, este intervalo varía entre 60,000 y 100,000 kilómetros.
  • Historial de mantenimiento: Si no tienes un registro de cuándo se cambió por última vez la correa de distribución y tu vehículo tiene muchos kilómetros, es recomendable cambiarla para evitar problemas futuros.

Intervalo de cambio recomendado

El intervalo de cambio de la correa de distribución varía según el fabricante y el modelo del vehículo. Algunos fabricantes recomiendan cambiarla cada 60,000 kilómetros, mientras que otros permiten intervalos más largos de hasta 100,000 kilómetros o más. Es importante consultar el manual del propietario de tu vehículo o comunicarte con el fabricante para conocer las recomendaciones específicas para tu coche.

Riesgos de no cambiar la correa de distribución

No cambiar la correa de distribución cuando es necesario puede llevar a graves consecuencias, incluyendo:

  • Averías del motor: Si la correa de distribución falla, puede causar daños severos en el motor, incluyendo la colisión de las válvulas con los pistones, lo que puede requerir reparaciones costosas.
  • Pérdida de potencia: Una correa de distribución desgastada o rota puede resultar en la pérdida de potencia del motor y un rendimiento deficiente.
  • Paradas inesperadas: Una falla de la correa de distribución puede dejar tu vehículo inoperable, lo que puede ser un inconveniente y costoso si ocurre en la carretera.
  • Costos de reparación: Las reparaciones del motor debido a una falla de la correa de distribución pueden ser extremadamente costosas, a menudo superando el valor del vehículo.

Conclusión

Cambiar la correa de distribución de tu coche en el momento adecuado es esencial para mantener el motor en buen estado y evitar costosas averías. Siempre presta atención a las señales de desgaste, consulta el intervalo de cambio recomendado y programa el reemplazo según las recomendaciones del fabricante. Mantener la correa de distribución en buen estado es una inversión en la durabilidad y la confiabilidad de tu vehículo.

Más
artículos