⚠️ Informamos a nuestros clientes de que el taller permanecerá cerrado por vacaciones del día 9 al 27 de agosto. Las citas continuarán en septiembre. ¡Pide ya la tuya! ⚠️

Buscar

Cambio y reparación de catalizador

En Imporauto ofrecemos servicios de cambio y reparación de catalizadores para ayudarte a mantener el vehículo en las mejores condiciones y cumplir con las regulaciones ambientales.

Cambio y reparación de catalizador

¿Qué es el catalizador del coche?

El catalizador del coche es un componente del sistema de escape de un vehículo diseñado para convertir los gases contaminantes, como el monóxido de carbono, los óxidos de nitrógeno y los hidrocarburos, en gases menos dañinos, como el dióxido de carbono y el vapor de agua. Utiliza metales preciosos, como el platino, el paladio y el rodio, como catalizadores para promover reacciones químicas que convierten los gases nocivos en gases menos perjudiciales para el medio ambiente.

Principales problemas y síntomas del catalizador

El catalizador es una parte crucial del sistema de escape de tu vehículo, diseñado para reducir las emisiones contaminantes al convertir los gases de escape nocivos en gases menos perjudiciales para el medio ambiente. Sin embargo, con el tiempo y el uso, el catalizador puede experimentar varios problemas que afectan a su funcionamiento. Algunos de los principales problemas que pueden surgir incluyen:

  1. Obstrucción: El catalizador puede obstruirse debido a la acumulación de residuos y depósitos de carbono en su interior. Esto puede reducir significativamente la eficiencia del catalizador y provocar una disminución en el rendimiento del motor.

  2. Desgaste: Con el paso del tiempo, el catalizador puede desgastarse debido a la exposición a condiciones extremas de temperatura y presión. Esto puede resultar en grietas o daños en la estructura del catalizador, lo que afecta su capacidad para convertir los gases de escape de manera efectiva.

  3. Fallo del sustrato: El sustrato del catalizador, que es la estructura interna que contiene los metales preciosos responsables de la conversión de los gases de escape, puede deteriorarse con el tiempo. Esto puede llevar a un fallo completo del catalizador y la necesidad de reemplazo.

Síntomas de un catalizador dañado

Detectar un catalizador dañado a tiempo es crucial para evitar problemas más graves en el sistema de escape y el rendimiento del vehículo. Algunos de los síntomas más comunes de un catalizador dañado incluyen:

  1. Luz de advertencia del motor encendida: Una de las señales más evidentes de un problema con el catalizador es cuando se enciende la luz de advertencia del motor en el tablero de instrumentos. Esto puede indicar un problema con las emisiones del vehículo que podría estar relacionado con el catalizador.

  2. Pérdida de potencia: Un catalizador obstruido o dañado puede provocar una pérdida de potencia y respuesta del motor. Esto se puede sentir como una disminución en el rendimiento general del vehículo, especialmente al acelerar o subir colinas.

  3. Aumento del consumo de combustible: Un catalizador obstruido o dañado puede causar un aumento en el consumo de combustible, ya que el motor puede tener dificultades para quemar combustible de manera eficiente debido a una mezcla de combustible incorrecta.

  4. Ruidos en la parte inferior: Un catalizador dañado puede causar ruidos anormales, como golpeteos o silbidos, procedentes del sistema de escape. Esto puede ser indicativo de un problema interno con el catalizador que requiere atención inmediata.

  5. Motor sobrecalentado: El motor se sobre calienta debido a que los residuos se acumulan en las celdas del catalizador. En ocasiones, estos residuos provienen del aceite que penetra en el sistema de escape y se quema en el catalizador. Con esta obstrucción, resulta imposible encender el motor, ya que los gases de escape no pueden fluir con facilidad. Como consecuencia, la presión aumenta y el motor se recalienta.

Si experimentas alguno de estos síntomas, es importante llevar tu vehículo a un taller especializado para una inspección detallada y, si es necesario, realizar la reparación del catalizador o la sustitución de este en caso de tener reparación para garantizar un funcionamiento adecuado del sistema de escape y cumplir con las normativas de emisiones. Confía en nuestros expertos para proporcionarte un servicio profesional y confiable en el cambio y reparación de catalizador.

Reparar o cambiar catalizador en Granada

En Imporauto realizamos la diagnosis, reparación o cambio del catalizador de cualquier modelo y marca de coches: Peugeot, Citroën, Opel, Seat, Audi, Mercedes y Alfa Romeo, entre muchas otros, ya que disponemos de la tecnología más avanzada del mercado. Desde Imporauto, te ofrecemos una alternativa mucho más cómoda, efectiva, rápida y económica.

Si desea reparar o cambiar el catalizador de su coche, tan solo tiene que contactar con nosotros a través del formulario web de contacto que aparece a continuación o a través de nuestro teléfono (958 465 693). 

También puede visitarnos en nuestro taller situado en Polígono Juncaril, C/Almuñécar, 170, 18220, Albolote, Granada.

Formulario de contacto

Preguntas frecuentes

El catalizador es una parte fundamental del sistema de escape de un vehículo. Su función principal es convertir los gases de escape nocivos, como el monóxido de carbono, los hidrocarburos y los óxidos de nitrógeno, en gases menos perjudiciales, como el dióxido de carbono y el vapor de agua, mediante reacciones químicas.

Algunos signos de que el catalizador necesita ser reparado o reemplazado incluyen una disminución en el rendimiento del motor, una luz de advertencia del motor encendida en el tablero, una disminución en la eficiencia del combustible, ruidos anormales provenientes del sistema de escape y emisiones de escape visibles o con mal olor.

La duración del catalizador puede variar dependiendo del tipo de conducción, las condiciones de operación del vehículo y el mantenimiento adecuado. En general, un catalizador bien mantenido puede durar entre 100,000 y 150,000 kilómetros. Sin embargo, pueden surgir problemas antes si el vehículo está expuesto a condiciones extremas o si se produce un fallo en el sistema de combustión del motor.

Varios factores pueden contribuir al daño o la obstrucción del catalizador, incluyendo el uso de combustibles de baja calidad con altos niveles de azufre, la conducción en condiciones de parada y arranque frecuentes, el funcionamiento del motor con una mezcla de combustible incorrecta, la exposición a productos químicos o contaminantes del motor, y los golpes o daños físicos en el sistema de escape.