Buscar

Mantenimiento del vehículo

Un mal mantenimiento puede causar problemas graves en su coche, ya sea a nivel mecánico o de seguridad vial. Por este motivo, es importante el correcto mantenimiento y puesta a punto de su vehículo.

Mecánico realizando el mantenimiento de un coche

Mantenimiento completo del coche

En Imporauto, le ofrecemos un servicio de mantenimiento profesional para su vehículo: 

¡También ofrecemos limpieza interior y exterior del vehículo!

Todos los servicios en un único lugar, con el consiguiente de ahorro de tiempo y dinero. Imporauto tiene toda la maquinaria y el personal necesario para llevar a cabo el mantenimiento completo del coche. Esto le permite ahorrar en recursos. Un único presupuesto en el que podrá llevar el mantenimiento completo de su coche.

Mantenimiento del coche en Granada

En Imporauto, realizamos el mantenimiento completo de tu vehículo sin importar la marca de tu coche, ya que podemos realizar el mantenimiento en todo tipo de coches: Seat, Volkswagen, Peugeot, Renault, Citroen, Ford, Opel, Toyota, Audi, Nissan, Fiat, Subaru, Mercedes, Alfa Romero… entre muchas otros, ya que disponemos de la tecnología más avanzada del mercado. Desde Imporauto, te ofrecemos una alternativa mucho más cómoda, efectiva, rápida y económica.

Si desea realizar el mantenimiento de su coche en Granada, tan solo tiene que contactar con nosotros a través del formulario web de contacto que aparece a continuación o mediante nuestro teléfono (958 465 693). También puede visitarnos en nuestro taller situado en Polígono Juncaril, C/Almuñécar, 169, 18220, Albolote, Granada.

Formulario de contacto

Preguntas más frecuentes

El mantenimiento de un coche incluye una serie de acciones y tareas que tienen como objetivo garantizar el buen funcionamiento del vehículo y prolongar su vida útil. Algunas de las tareas de mantenimiento más comunes incluyen:

  • Cambio de aceite: se recomienda cambiar el aceite del motor cada cierto período de tiempo (por ejemplo, cada 5.000 o 7.500 kilómetros) para garantizar que el motor esté lubricado adecuadamente.

  • Revisión de frenos: es importante revisar regularmente el estado de los frenos del coche para garantizar que funcionen correctamente y no haya problemas de seguridad.

  • Revisión de neumáticos: es importante comprobar el estado de los neumáticos y la presión de los mismos para garantizar una buena adherencia al suelo y un consumo de combustible óptimo.

  • Revisión de luces: es importante revisar regularmente que todas las luces del coche funcionen correctamente para mejorar la seguridad y la visibilidad del vehículo.

  • Revisión de sistema de enfriamiento: es importante revisar el sistema de enfriamiento del coche para garantizar que el motor no se sobrecaliente y se dañe.

  • Revisión de filtros: es importante cambiar los filtros del coche (aceite, aire y combustible) para garantizar que el motor funcione correctamente y no se obstruyan.

Algunas de las tareas que suelen incluirse en una revisión completa son:

  • Revisión del nivel y estado de los fluidos del vehículo (aceite, refrigerante, frenos, etc.)

  • Revisión de los neumáticos (presión, desgaste, etc.)

  • Revisión de las luces y señalizaciones del vehículo

  • Revisión del sistema de frenos

  • Revisión del sistema de suspensión y dirección

  • Revisión del sistema de escape

  • Revisión del sistema de encendido y arranque

  • Revisión del sistema de climatización

  • Revisión del sistema de carga y arranque de la batería

  • Revisión del motor y la transmisión

Hay varias maneras de saber si tu coche necesita mantenimiento:

  1. Revisa el manual del propietario: El manual del propietario de tu coche debe tener información sobre cuándo debes llevar tu coche a la revisión y cuáles son los servicios que deben realizarse en esa revisión. Sigue estas instrucciones para asegurarte de que tu coche esté en buenas condiciones.

  2. Fíjate en el indicador de mantenimiento: Muchos coches tienen un indicador de mantenimiento que se encenderá cuando sea necesario llevar el coche a la revisión. Si ves que se ha encendido este indicador, deberías llevar tu coche a un taller para que lo revise un mecánico.

  3. Observa el rendimiento del coche: Si notas que tu coche no está funcionando como debería, es posible que necesite mantenimiento. Por ejemplo, si tu coche está consumiendo más gasolina de lo normal, es posible que necesite un cambio de aceite o una revisión de la transmisión.

  4. Escucha a tu coche: Si tu coche hace ruidos extraños o vibraciones que antes no hacía, es posible que necesite mantenimiento. Es importante llevar tu coche a un mecánico lo antes posible para evitar problemas más graves en el futuro.

El mantenimiento regular de tu coche te ayudará a evitar problemas futuros y a prolongar la vida útil de tu coche. Algunos de los beneficios del mantenimiento regular incluyen:

  1. Mayor eficiencia del combustible: Si tu coche está en buenas condiciones, consumirá menos combustible y podrás ahorrar dinero en gasolina.

  2. Mayor seguridad: Un coche bien mantenido es más seguro de conducir. Por ejemplo, si tienes los frenos en buenas condiciones, podrás detener el coche de manera más segura en caso de emergencia.

  3. Mayor durabilidad: Si cuidas tu coche y lo mantienes en buenas condiciones, es más probable que dure más tiempo. Esto puede ayudarte a ahorrar dinero a largo plazo al evitar tener que comprar un coche nuevo.

  4. Mayor confiabilidad: Un coche bien mantenido es más confiable y menos propenso a sufrir averías. Esto te ayudará a evitar tener que pasar por el molesto proceso de tener que llevar el coche al taller en caso de avería.

  1. Filtro de aire: El filtro de aire se encarga de eliminar el polvo y otros contaminantes del aire que entra en el motor. Es necesario cambiarlo regularmente para asegurar que el motor reciba aire limpio y esté en buenas condiciones.

  2. Filtro de aceite: El filtro de aceite se encarga de eliminar las impurezas del aceite del motor. Es necesario cambiarlo regularmente para asegurar que el aceite esté limpio y el motor esté lubricado adecuadamente.

  3. Filtro de combustible: El filtro de combustible se encarga de eliminar las impurezas del combustible que entra en el motor. Es necesario cambiarlo regularmente para asegurar que el combustible esté limpio y el motor funcione de manera eficiente.

  4. Filtro de habitáculo: El filtro de habitáculo se encarga de eliminar el polvo y otros contaminantes del aire que entra en el interior del coche. Es necesario cambiarlo regularmente para asegurar que el aire del habitáculo esté limpio y fresco.