⚠️ Informamos a nuestros clientes de que el taller permanecerá cerrado por vacaciones del día 9 al 27 de agosto. Las citas continuarán en septiembre. ¡Pide ya la tuya! ⚠️

Buscar

Cambiar amortiguadores coche

Ofrecemos diagnósticos precisos, reparaciones completas y mantenimiento preventivo para garantizar que sus amortiguadores funcionen de manera óptima.

Cambiar amortiguadores

¿Qué son los amortiguadores del coche?

Los amortiguadores del coche son componentes fundamentales dentro del sistema de suspensión de un vehículo, cuya función principal es absorber y disipar la energía generada por las irregularidades del terreno y las oscilaciones del vehículo durante la conducción. En otras palabras, los amortiguadores controlan el movimiento de la suspensión y mantienen las ruedas en contacto constante con la superficie de la carretera, lo que garantiza una conducción suave, estable y segura.

Estos dispositivos están diseñados para convertir la energía cinética en calor a medida que comprimen y liberan un fluido hidráulico o gas a través de un conjunto de válvulas internas. Esta acción amortigua los impactos y las vibraciones, reduciendo así el rebote y la oscilación del vehículo. Además, los amortiguadores ayudan a mantener el control direccional del vehículo.

Inyectores Diésel

¿Por qué es importante el cambio de amortiguadores?

Los amortiguadores son una parte importante del sistema de suspensión de su vehículo. Mantenerlos en buen estado garantiza una conducción suave, segura y cómoda. Con el tiempo, los amortiguadores se desgastan y pierden eficacia, lo que puede afectar negativamente al manejo del vehículo y a la seguridad en la carretera. Además, unos amortiguadores en mal estado pueden provocar un desgaste prematuro de otros componentes del sistema de suspensión, lo que puede resultar en reparaciones costosas a largo plazo.

Signos de desgaste de los amortiguadores

Algunos de los signos que indican que los amortiguadores deben ser cambiados incluyen una conducción brusca, pérdida de estabilidad en curvas, chirridos o golpeteos al pasar sobre baches, y un desgaste desigual de los neumáticos.

Si notas alguno de estos síntomas, es hora de considerar el cambio de amortiguadores. Ignorar estos signos puede comprometer la seguridad de tu vehículo y aumentar el riesgo de accidentes en la carretera.

Mantenimiento regular de los amortiguadores

Para mantener tus amortiguadores en buen estado, es importante realizar un mantenimiento regular del sistema de suspensión. Esto incluye inspecciones periódicas para detectar signos de desgaste y reemplazar los amortiguadores según sea necesario. Mantener una conducción suave y evitar sobrecargar el vehículo también puede ayudar a prolongar la vida útil de tus amortiguadores. Al mantener tus amortiguadores en buen estado, puedes disfrutar de una conducción segura y confortable durante más tiempo, y evitar costosas reparaciones en el futuro.

Sustitución de amortiguadores en Granada

En Imporauto realizamos la comprobación, reparación y cambio de cualquier componente del sistema de suspensión de cualquier modelo y marca de coches: Peugeot, Citroën, Opel, Seat, Audi, Mercedes y Alfa Romeo, entre muchas otros, ya que disponemos de la tecnología más avanzada del mercado. Desde Imporauto, te ofrecemos una alternativa mucho más cómoda, efectiva, rápida y económica.

Si desea cambiar los amortiguadores de su coche, tan solo tiene que contactar con nosotros a través del formulario web de contacto que aparece a continuación o a través de nuestro teléfono (958 465 693). 

También puede visitarnos en nuestro taller situado en Polígono Juncaril, C/Almuñécar, 169, 18220, Albolote, Granada.

Formulario de contacto

Preguntas frecuentes

Los signos comunes de amortiguadores desgastados incluyen un manejo irregular, una sensación de rebote excesivo al conducir sobre baches, pérdida de control en curvas, y desgaste irregular o prematuro de los neumáticos.

La frecuencia de reemplazo de los amortiguadores varía según el tipo de conducción, las condiciones de la carretera y el kilometraje del vehículo. Como guía general, se recomienda revisar los amortiguadores cada 50,000 a 100,000 kilómetros y reemplazarlos si muestran signos de desgaste.

Los amortiguadores desgastados pueden afectar negativamente la capacidad de frenado, la estabilidad y el control del vehículo, lo que aumenta el riesgo de accidentes, especialmente en condiciones de manejo adversas o a alta velocidad.

El tiempo necesario para cambiar los amortiguadores varía según el modelo del vehículo y la experiencia del mecánico. En general, el reemplazo de los amortiguadores puede llevar desde una hora hasta varias horas, dependiendo de la complejidad del trabajo.

Al reemplazar los amortiguadores desgastados, se restaura la estabilidad, el confort de conducción y la seguridad del vehículo. Los nuevos amortiguadores ayudan a mantener el control del vehículo, reducen la fatiga del conductor y mejoran la respuesta de dirección y frenado.