⚠️ Informamos a nuestros clientes de que el taller permanecerá cerrado por vacaciones del día 9 al 27 de agosto. Las citas continuarán en septiembre. ¡Pide ya la tuya! ⚠️

Buscar

Cambio y reparación de suspensión del coche

Gracias a nuestro equipo ofrecemos diagnósticos precisos y reparaciones completas para garantizar que su suspensión funcione de manera óptima

Cambio y reparación de suspensión del coche

¿Qué es la suspensión del coche?

La suspensión del coche es un elemento situado entre el chasis y las ruedas que se encarga de absorber todas las irregularidades del terreno. Imagina que se trata de los brazos y piernas de tu coche, pero más fuertes, manteniéndolo estable y suave cuando estás conduciendo, incluso si el camino está lleno de baches.

Si la suspensión no funciona bien, podrías sentirte como si estuvieras en una montaña rusa o tener dificultades para controlar el coche. Por este motivo es importante asegurarse de que esté en buen estado. Si notas que tu coche se siente más brusco de lo normal o si oyes ruidos extraños al conducir, podría ser una señal de que la suspensión necesita atención. Llevar tu coche a un mecánico de confianza puede ayudar a resolver estos problemas y hacer que tu conducción sea mucho más suave y segura.

Componentes de la suspensión del coche

La suspensión de un coche es un sistema complejo compuesto por varios componentes:

  1. Amortiguadores: Estos son dispositivos hidráulicos o de gas que absorben y disipan la energía generada por los movimientos del vehículo. Ayudan a controlar el rebote y la oscilación del vehículo, manteniendo las ruedas en contacto con la carretera y proporcionando una conducción más suave y estable.
  2. Muelles: Los muelles son elementos elásticos que soportan el peso del vehículo y ayudan a absorber los impactos del terreno. Vienen en diferentes formas, como muelles helicoidales o muelles de lámina, y proporcionan la resistencia necesaria para mantener la altura y la estabilidad del vehículo.
  3. Barras estabilizadoras: Estas barras ayudan a reducir el balanceo lateral del vehículo durante las curvas. Conectan las suspensiones izquierda y derecha entre sí y transfieren parte del movimiento de una rueda a la otra, mejorando así la estabilidad y el control del vehículo.
  4. Brazos de suspensión: Estos son los componentes que conectan las ruedas al chasis del vehículo. Permiten que las ruedas se muevan verticalmente en respuesta a las irregularidades del terreno, mientras mantienen la alineación y la estabilidad del vehículo.
  5. Bujes y juntas de rótula: Estos son componentes que permiten el movimiento y la articulación de las partes móviles de la suspensión. Los bujes se encuentran en los puntos de montaje de los brazos de suspensión, mientras que las juntas de rótula se utilizan en las articulaciones de dirección y suspensión.
  6. Silentblocks: También conocidos como casquillos de goma, los silentblocks son elementos de goma que se utilizan para absorber las vibraciones y reducir el ruido entre los componentes de la suspensión y el chasis del vehículo. Ayudan a mantener la estabilidad y la comodidad de la conducción al minimizar la transmisión de vibraciones al habitáculo del vehículo.

Cambio y reparación de suspensión en Granada

En Imporauto realizamos la diagnosis, cambio y reparación de la suspensión de cualquier modelo y marca de coches: Peugeot, Citroën, Opel, Seat, Audi, Mercedes y Alfa Romeo, entre muchas otros. Desde Imporauto, te ofrecemos una alternativa mucho más cómoda, efectiva, rápida y económica.

Además, trabajamos en todo el territorio nacional: Sevilla, Córdoba, Cádiz, Almería, Jaén, Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Galicia Vigo… Tan sólo tiene que ponerse en contacto con nosotros y le resolveremos cualquier duda que tenga.

Si desea cambiar o reparar la suspensión de su coche, tan solo tiene que contactar con nosotros a través del formulario web de contacto que aparece a continuación o a través de nuestro teléfono (958 465 693). 

También puede visitarnos en nuestro taller situado en Polígono Juncaril, C/Almuñécar, 170, 18220, Albolote, Granada.

Formulario de contacto

Preguntas frecuentes

El sistema de suspensión del vehículo está diseñado para absorber impactos y vibraciones del camino, proporcionando una conducción suave y cómoda al mismo tiempo que garantiza la estabilidad y el control del vehículo.

Algunos signos de problemas en la suspensión incluyen ruidos anormales al conducir sobre baches, golpeteos en la parte inferior del vehículo, inclinación excesiva al girar, desgaste irregular de los neumáticos y una sensación de flotación al conducir.

Se recomienda realizar una revisión de la suspensión durante el mantenimiento regular del vehículo, que generalmente se realiza cada 12 meses o según lo recomendado por el fabricante del automóvil.

El tiempo necesario para reparar o reemplazar la suspensión puede variar según la gravedad del problema y el tipo de reparación requerida. En general, puede tomar desde unas pocas horas hasta un día completo de trabajo en el taller.

Una reparación o reemplazo de la suspensión puede incluir la inspección y sustitución de amortiguadores, resortes, brazos de control, bujes y otros componentes relacionados, así como la alineación de las ruedas y el equilibrado.

La vida útil de los componentes de la suspensión puede variar según la calidad de los materiales, las condiciones de conducción y el mantenimiento adecuado. En general, se recomienda reemplazar los amortiguadores cada 50,000 a 100,000 kilómetros y otros componentes según sea necesario.