⚠️ Informamos a nuestros clientes de que el taller permanecerá cerrado por vacaciones del día 9 al 27 de agosto. Las citas continuarán en septiembre. ¡Pide ya la tuya! ⚠️

Buscar

Reparación de Airbag

Los módulos de airbag son realmente importantes para nuestra seguridad en caso de accidente del vehículo. Por este motivo, si se sospecha de que hay algún tipo de fallo, es recomendable acudir al taller mecánico lo antes posible.

Airbag averiado

Fallos más frecuentes del Airbag

En Imporauto solucionaremos y repararemos su módulo de Airbag sin importar el tipo de fallo que tenga. Además, en caso de que sea un error producido por un impacto nosotros le pondremos otro airbag nuevo. Algunos de los fallos más frecuentes que se producen en el airbag son los siguientes:

Reparar el Airbag en Granada

En Imporauto disponemos de herramientas para el diagnosis de su vehículo y el personal cualificado para detectar y solucionar cualquier tipo de avería causada por el módulo de Airbag. Una vez detectada la avería o error le daremos la solución para que cuando salga de nuestro taller quede como nueva y trabajando correctamente.

Si el problema es que se ha producido un accidente y el Airbag se ha desplegado, tendremos que sustituirla por uno nuevo. No te preocupes, porque en Imporauto disponemos de un gran variedad de módulos Airbag. 

Todos los elementos que utilizamos cuentan con la garantía de calidad de la marca Bosch. Podemos reparar el Airbag cualquier marca de coches, ya que disponemos de la tecnología más avanzada del mercado. Desde Imporauto, te ofrecemos una alternativa mucho más cómoda, efectiva, rápida y económica.

Si desea reparar el Airbag de su coche en Granada, tan solo tiene que contactar con nosotros a través del formulario web de contacto que aparece a continuación o a través de nuestro teléfono (958 465 693). También puede visitarnos en nuestro taller situado en Polígono Juncaril, C/Almuñécar, 169, 18220, Albolote, Granada.

Formulario de contacto

Preguntas frecuentes

La luz del airbag (también conocida como «luz de sistema de airbag» o «luz de aviso de airbag») se enciende cuando hay un problema en el sistema de airbags de tu vehículo. Esto puede ser debido a un problema en el sensor de impacto, un problema con la computadora del vehículo o un problema con el propio airbag. Si la luz del airbag se enciende, es importante tomar medidas inmediatas para evitar que el sistema de airbag no funcione correctamente en caso de un accidente.
Lo primero que debes hacer es llevar tu vehículo a un taller mecánico para que lo revise un mecánico calificado. No intentes reparar el problema tú mismo, ya que el sistema de airbag es muy complejo y cualquier error podría ser peligroso. El mecánico podrá diagnosticar el problema y repararlo para que el sistema de airbags vuelva a funcionar correctamente.
Mientras tanto, es importante tener cuidado al conducir tu vehículo. Asegúrate de usar el cinturón de seguridad en todo momento, ya que esto te protegerá en caso de un accidente. También es recomendable evitar conducir a altas velocidades o en condiciones peligrosas, ya que esto puede aumentar el riesgo de un accidente.

Los airbags deben reemplazarse después de desplegarse. Esto es porque el airbag se infló con una gran cantidad de gas y se deformó para amortiguar el impacto durante el accidente. Una vez que se ha desplegado, no puede volver a usarse y debe ser reemplazado por un nuevo airbag.

Además, es importante tener en cuenta que los airbags tienen una fecha de vencimiento. Aunque no se haya desplegado, un airbag puede dejar de funcionar correctamente después de cierto tiempo debido a la degradación de los materiales. Los fabricantes generalmente recomiendan reemplazar los airbags después de unos 15 años, aunque esto puede variar dependiendo del modelo y fabricante del vehículo.

Si tienes dudas sobre cuándo debes reemplazar los airbags de tu vehículo, lo mejor es consultar el manual del propietario o llevar tu vehículo a un taller mecánico para que lo revise un mecánico calificado.

La vida útil de un airbag depende de varios factores, como el modelo y fabricante del vehículo, el uso que se le ha dado al vehículo y el cuidado que se le ha dado al airbag. En general, los fabricantes recomiendan reemplazar los airbags después de unos 15 años, aunque esto puede variar dependiendo del modelo y fabricante del vehículo.
Es importante tener en cuenta que los airbags deben reemplazarse después de desplegarse. Esto es porque el airbag se infló con una gran cantidad de gas y se deformó para amortiguar el impacto durante el accidente. Una vez que se ha desplegado, no puede volver a usarse y debe ser reemplazado por un nuevo airbag.
Además, es importante seguir las instrucciones del fabricante sobre cómo cuidar y mantener los airbags. Esto incluye evitar dañar el airbag de alguna manera, como cortando las costuras o removiendo la cubierta del airbag. También es recomendable llevar a cabo un mantenimiento regular del sistema de airbags y hacer una revisión periódica para asegurarse de que están en buenas condiciones. De esta manera, podrás prolongar la vida útil de los airbags de tu vehículo y garantizar que estén listos para funcionar correctamente en caso de un accidente.

Los sensores del airbag (también conocidos como «sensores de impacto») se encuentran en varios lugares del vehículo, dependiendo del modelo y fabricante del vehículo. Generalmente, los sensores del airbag se encuentran en el parabrisas delantero, en el tablero de instrumentos, en los apoyacabezas de los asientos y en los paneles laterales de las puertas.
Los sensores del airbag están diseñados para detectar un impacto y enviar una señal a la computadora del vehículo, que a su vez activa los airbags. Esto sucede en unos milisegundos, y el airbag se infló para proteger a los ocupantes del vehículo durante un accidente.
Si tienes dudas sobre dónde se encuentran los sensores del airbag de tu vehículo, lo mejor es consultar el manual del propietario o llevar tu vehículo a un taller mecánico para que lo revise un mecánico calificado. Ellos podrán decirte dónde se encuentran los sensores del airbag y cómo funcionan.

Hay varias maneras de saber si las bolsas de aire (o «airbags») de tu vehículo están reventadas:

  1. La luz del airbag se enciende: Si la luz del airbag se enciende en el tablero de instrumentos de tu vehículo, es posible que haya un problema con el sistema de airbags. Puede ser que las bolsas de aire estén dañadas o que haya un problema con los sensores del airbag.

  2. El airbag no se infló durante un accidente: Si tuvehículo sufrió un accidente y el airbag no se infló, es posible que las bolsas de aire estén dañadas o que haya un problema con el sistema de airbags.

  3. Hay signos visibles de daño en el airbag: Si ves signos visibles de daño en el airbag, como cortes o rasgaduras en la tela, es posible que las bolsas de aire estén dañadas.

El testigo del airbag (también conocido como «luz de sistema de airbag» o «luz de aviso de airbag») se encenderá cuando haya un problema en el sistema de airbags de tu vehículo. Esto puede ser debido a un problema en el sensor de impacto, un problema con la computadora del vehículo o un problema con el propio airbag.

El testigo del airbag suele encenderse de manera intermitente cuando hay un problema menor, pero si se mantiene encendido de manera constante, es posible que haya un problema grave que requiera reparación inmediata. Si el testigo del airbag se enciende, es importante llevar tu vehículo a un taller mecánico para que lo revise un mecánico calificado. Ellos podrán diagnosticar el problema y reparar el sistema de airbags para que vuelva a funcionar correctamente.

Es importante tener en cuenta que si el testigo del airbag se enciende, el sistema de airbags puede no funcionar correctamente en caso de un accidente. Por lo tanto, es importante tomar medidas inmediatas para reparar el problema y asegurarse de que el sistema de airbags esté en buenas condiciones.